Cienc. e Investigación - Celade Uruguay

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Noticias y Novedades
FERNANDO VALLADARES AFIRMA QUE:”SI NO SANAMOS EL CLIMA, VOLVEREMOS A ENFERMAR ANTE VIRUS DESCONOCIDOS.

 

Informe Especial

Fernando Valladares, profesor de Investigación en el Departamento de Biogeografía y Cambio Global, del Museo Nacional de Cincias Naturales de España, en su artículo publicado por IPS, (Inter Press Service) viene a reafirmar la posición que recientemente CELADE planteo en esta página con respecto al Cambio Climático.

Sumidos en un confinamiento y en una crisis sanitaria sin precedentes, nos afanamos en encontrar fármacos y vacunas para la covid-19. Estudiamos el funcionamiento del virus y su ciclo vital, valorando las distintas hipótesis sobre su origen. Pero lo que resulta indiscutible es que son nuestros hábitos y comportamientos los que nos ponen en peligro. Porque detrás de esta pandemia está la destrucción de la naturaleza. No hay sistema sanitario ni fuerzas de seguridad de ningún estado que pueda brindarnos la protección que nos brinda la naturaleza. Una naturaleza que, eso sí, sea rica en especies y que funcione bien.

La biodiversidad, escudo ante los virus
Hace quince años se aportaron las primeras indicaciones científicas sobre la función protectora de la biodiversidad. Gracias a efectos como la dilución de la carga vírica y la amortiguación del contagio, la biodiversidad es una inmensa y eficaz barrera para las zoonosis.

Se ha visto en multitud de casos prácticos, desde la gripe aviar a la enfermedad de Lyme, que han ido corroborando y reforzando los primeros estudios teóricos y las primeras simulaciones epidemiológicas. Cada día comprendemos mejor el origen de la actual pandemia. Los estudios moleculares permiten desentrañar algunos de los pasos claves en esta zoonosis: originada muy probablemente en los murciélagos, pasó en algún momento a los pangolines y de estos al ser humano.

El SARS-RS-CoV-2 ha evolucionado largo tiempo con el murciélago de forma que cuando éste está sano, la carga vírica es mínima. Sin embargo, en estados de estrés, como cuando se le persigue, caza y manipula, el sistema inmune del animal se deprime y la carga vírica se dispara. Les ocurre algo similar a los demás hospedadores como el pangolín, objeto de caza y tráfico ilegal en muchas regiones de Asia y de África. Es en esa situación, con el hospedador inmunodeprimido alcanzando una alta carga vírica, cuando el virus resulta más peligroso para el sur humano.

Así nos protege la naturaleza
Una naturaleza sana, de ecosistemas funcionales y ricos en especies nos protege de una manera muy amplia ante infecciones por patógenos. No solo a través de la biodiversidad.
Por ejemplo, la naturaleza puede frenar el polvo del desierto y reducir la contaminación atmosférica, dos vehículos que propagan virus y que acentúan los síntomas respiratorios en los pacientes afectados por la covid-19. Cuando incorporamos el cambio climático en la ecuación, la naturaleza tiene menos margen para atenuar impactos y proteger nuestra salud. Este fenómeno global no solo lleva a muchos bosques a flaquear en su función de sumideros de carbono, sino que los hace más propensos a incendios de grandes dimensiones, como los ocurridos recientemente en Australia.

El humo afectó a 80 % de la población del país. Pero el problema no lo tuvieron solo los australianos. Como ocurre ahora con la pandemia, el humo recorrió rápidamente el planeta. No hay organización nacional o internacional que pueda prevenir que el humo de los incendios llegue a las principales ciudades del mundo en 10 días, acentuando sus problemas de contaminación. Del mismo modo, no hay industria ni empresa capaz de reducir los gases con efecto invernadero en la medida en que lo hacen los bosques tropicales. Las funciones que una naturaleza sana hace por nosotros, entre ellas la de protegernos de zoonosis, son impagables.

Globalización y migraciones climáticas
Buena parte del problema con las zoonosis actuales es la globalización, que implica rápidos y masivos movimientos de la población humana. Por eso, las medidas más eficaces y urgentes que se han tomado han sido relacionadas con la limitación a los movimientos de personas.

Pero quizá se nos olvida que el cambio climático lleva décadas amplificando movimientos migratorios a gran escala en diversas regiones del planeta. El fenómeno no solo dispara migraciones de regiones africanas o tropicales a Europa o Estados Unidos, sino que también las dispara dentro de estas zonas. Ya ocurre en Europa.
Los movimientos provocados por causas ambientales generan, a su vez, graves problemas naturales, sociales y sanitarios.

La crisis climática sigue ahí
El confinamiento puede servirnos para aprender y reflexionar sobre el día después. Últimamente escuchamos el mantra de que todos nuestros esfuerzos ahora servirán para recuperar la normalidad pronto. Pero ¿qué normalidad? ¿La que nos trajo aquí? ¿La normalidad que favorece pandemias, que destruye ecosistemas, que provoca el cambio climático, y genera desigualdad social?

EL POLO NORTE SE MUEVE A RITMO ALARMANTE Y HA ATRAVESADO EL MERIDIANO DE GREENWICH

 

En lo que va del año, el polo norte magnético avanzará unos 40 kilómetros en su viaje hacia Siberia. Estos cambios obligarán a actualizar los sistemas de navegación, como el GPS

El interior de la Tierra está en constante movimiento. En lo más profundo existe una gigantesca esfera metálica, compuesta por una aleación de hierro y níquel. Está formada por un núcleo externo, que se encuentra en estado líquido y que alcanza un radio de casi 3.400 kilómetros. Dentro de él hay un núcleo interno, sólido y de unos 1.200 kilómetros de radio, que se cree que gira ligeramente más rápido que el resto del planeta (fenómeno que se conoce como superrotación).

De hecho, se sospecha que los movimientos de ambas esferas generan el campo magnético de
De la Tierra.

En un estudio publicado recientemente, en NewScientist, se asegura que el campo magnético de la Tierra ha cambiado en otras ocasiones; también se ha debilitado y fortalecido a lo largo de los tiempos. Se calculan 183 inversiones de los polos en los últimos 83 millones de año.

El último, sucedió hace 780.000 años. De hecho, hace 75.000 años, el campo magnético estuvo a punto de colapsar, y de haber sucedido, la vida como la conocemos posiblemente no habría existido.Pero el núcleo interno comenzó a formarse, proporcionando una nueva fuente de energía para el cambio magnético.

Para intentar rastrear el movimiento del campo magnético y la posibilidad de que los polos cambien, los científicos están desarrollando modelos informáticos para predecir con precisión el próximo movimiento del campo, intentando crear estructuras de flujo que sigan los patrones que se están produciendo en el campo magnético existente.
Nicolas Thouveny, especialista del Centro Europeo de Investigación en Geociencias en Aix-en-Provence expreso : "Aunque sea imposible afirmar que vaya a tener un efecto radical sobre la Biosfera el daño a nuestras tecnologías será catastrófico.

BIODIVERSIDAD Y ESPECIES EN PELIGRO DE COLAPSAR POR SOBREEXPLOTACION DE LOS RECURSOS NATURALES

 

Informe de Situación
La Gobernabilidad de un bien a preservar

Mientras el mundo se encuentra abocado a los grandes y complejos acontecimientos políticos que están transformando el sistema de vida que poseemos en la llamada sociedad de consumo, no advertimos que el ecosistema está en peligro de colapsar.
La mayoría de los ecosistemas de nuestro Planeta son acuáticos ya que sus tres cuartas partes están cubiertas por agua. Sin embargo, los ecosistemas terrestres son los más conocidos por nosotros debido a que no requiere un equipo especial de observación.

Hoy estamos en condiciones de decir que, la deforestación, las emisiones de gases efecto invernadero y el agotamiento de los recursos naturales han ocasionado que el sistema regenerador del planeta se encuentra en un déficit total.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que si para antes del año 2030 continuamos con los mismos patrones de consumo, vamos a necesitar el equivalente a dos
Tierras para cubrir todos los recursos que no se regeneran.

Sólo entre 1970 y 2012 las poblaciones mundiales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles disminuyeron en un 58% por la pérdida de hábitat la degradación y sobreexplotación de los recursos naturales, según el informe elaborado por la Organización Mundial de la Conservación (WWF) Marco Lambertini, su Director General expresó “que dependemos de la naturaleza para conservar el aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos y los materiales que usamos, la economía que nos sostiene y, no menos importante, para preservar
nuestra salud.

La biodiversidad de agua dulce ha sido la más afectada, durante estos tiempos, con una reducción del 81%. En este mismo período, las poblaciones de especies terrestres sufrieron
Una disminución del 38% y las marinas de un 36%.

Esta tendencia podría agravarse, con una potencial reducción de dos terceras partes de la vida silvestre, según el informe, el cual también advierte que, estamos transitando una era caracterizada por el impacto global de la acción humana sobre el ecosistema que puede desencadenar en una sexta extinción.

Las principales amenazas que plantea el informe son: pérdida y degradación del hábitat en la modificación del entorno en que viven las especies, ya sea porque se elimina por completo, se fragmenta o disminuye la calidad de las características clave del hábitat.

Dentro de las causas más comunes se encuentra la agricultura insostenible, la tala de árboles, el transporte, el desarrollo residencial o comercial, la producción energética, la minería sin mencionar las amenazas habituales contra los hábitats de agua dulce de los ríos y arroyos y la sobreexplotación de las especies, contaminación, especies invasoras y enfermedades que antes no existían, sumado el cambio climático respecto a las señales que inauguran los fenómenos estacionales como los que estamos observando actualmente en el mundo.

En suma, estamos perdiendo la biodiversidad y el mundo natural que sostiene la vida humana tal como la conocemos. Será necesario revisar las políticas que vienen sosteniendo los gobiernos en lo que respecta a factores medioambientales.
MAS DE 15.000 CIENTÍFICOS LANZAN UNA ALERTA PARA SALVAR AL PLANETA

 

CELADE Informe especial

Veinticinco años después de la primera advertencia, un nuevo llamamiento advierte de que casi todos los problemas son ahora "mucho peores"

Un grupo de 15.000 científicos de 184 países han alertado, por segunda vez en 25, de las negativas tendencias ambientales que amenazan "seriamente" el bienestar humano y causan daños "sustanciales" e "irreversibles" a la Tierra. Los Científicos que firman este lunes en la revista BioScience, hablan de las "señales obvias de que vamos por un camino insostenible", aunque también ofrecen acciones para intentar revertir las tendencias actuales. A su juicio, casi todos los problemas que acucian al planeta son ahora "mucho peores" que en su primer
Llamamiento de l992

En los últimos 25 años, las tendencias en nueve temas medioambientales "sugieren que la Humanidad sigue arriesgando su futuro", aunque hay algunas excepciones como la estabilización de la Capa de Ozono. Esta "rápida disminución global de las sustancias que perjudican la capa de ozono muestra que podemos hacer cambios positivos cuando actuamos de forma decisiva", subrayan. Pero el bienestar humano sigue "seriamente amenazado" por tendencias negativas como el cambio climático, la deforestación, la falta de acceso agua dulce, la extinción de las especies, y el crecimiento de la población humana. escriben los expertos.
Sin embargo, "la Humanidad no está tomando las medidas urgentes necesarias para proteger nuestra biosfera en peligro", según los firmantes del artículo, ya que "la abrumadora mayoría" de las amenazas que ya se habían descrito persisten y, "de manera alarmante, la mayoría están empeorando". Por ello, los científicos sugieren 13 áreas en las que actuar y piden una corriente de presión pública para convencer a los líderes políticos de que adopten las medidas correctivas.

Crear más reservas terrestres y marinas, fortalecer la aplicación de las leyes contra la caza furtiva y las restricciones al comercio de especies silvestres, ampliar los programas de planificación familiar y de educación para las mujeres, promover un cambio de dieta basada en las plantas y la adopción "generalizada" de energías renovables y tecnologías "verdes" son algunas de sus propuestas.

La segunda advertencia ha sido redactada por una nueva Organización independiente internacional la Alianza de Científicos Mundiales, liderada por el profesor William Ripple, de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad estatal de Oregón (EE UU), con datos de agencias gubernamentales, organizaciones sin ánimo de lucro e investigadores individuales.

Algunas personas, "podrían tener la tentación de ignorar estas evidencias y pensar que estamos siendo alarmistas", indica Ripple, pero "los científicos saben interpretar datos y mirar a las consecuencias a largo plazo. Los que han firmado esta segunda advertencia no están solo
Lanzando una falsa alarma.

Al contrario, "están reconociendo las señales obvias de que vamos por un camino insostenible". "Esperamos que nuestro documento encienda un amplio debate público sobre el medioambiente ,el clima global y nuevos virus.

Aunque el panorama parece sombrío, los científicos señalan que se han hecho progresos en algunas áreas como la reducción de los productos químicos que dañan la capa de ozono y el aumento de la energía generada con fuentes renovables. Además, en algunas regiones se ha producido un "rápido descenso en las tasas de natalidad, lo que puede atribuirse a inversiones para la educación de las mujeres" y también se ha registrado una ralentización de las tasa de
Deforestación en algunos lugares del mundo.

Entre los principales peligros, la Alianza destaca el aumento del 35% de la población humana, que ha sumado 2.000 millones de personas desde 1992, mientras se produce una reducción colectiva del 29% en el número de mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces.

"Hemos desencadenado un evento de extinción masiva, el sexto en aproximadamente 540 millones de años, en el que muchas formas de vida actuales podrían estar aniquiladas o al menos comprometidas de extinción para finales de este siglo", recuerdan.

Otras tendencias negativas son la reducción del 26% en la cantidad de agua dulce disponible per capita, el descenso en las capturas de pescado salvaje, a pesar del aumento de los esfuerzos pesqueros, o un incremento del 75% en las zonas muertas de los océanos.

También causa preocupación la pérdida de unos 300 millones de acres de bosque, muchos de ellos convertidos en agrícolas, el continuo incremento de las emisiones globales de carbono y el aumento de las temperaturas. "Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra fallida trayectoria, y el tiempo se agota", advierten los científicos

CELADE: EXPERTOS ADVIERTEN QUE EL CALENTAMIENTO GLOBAL PODRÍA SER CAUSA DE LA PROPAGACIÓN DE ENFERMEDADES COMO EL ZIKA ENTRE OTRAS RECIENTES

 

Prevenir antes que lamentar para la próxima temporada de verano, es la consigna.
Según investigadores de la Universidad de Liverpool como la OMS han advertido que las enfermedades transmitidas por los mosquitos, como el dengue, el Chinkungunya y zika,pueden ser extremadamente sensibles a los cambios climáticos.

La combinación del cambio climático y el fenómeno de El Niño del año pasado probablemente creó el ambiente perfecto para que el virus del Zika se propagara rápidamente a través de América del Sur, según un nuevo estudio. Tanto el virus del Zika como los mosquitos que lo transportan han estado presentes en diferentes partes del mundo desde hace mucho tiempo pero varios factores, incluyendo condiciones climáticas específicas, podrían haber catapultado la enfermedad al estado de emergencia de salud publica.

Frente a esta advertencia, los viajes internacionales y el desarrollo del transporte han ido con el tiempo favoreciendo la expansión global de los mosquitos y, con ellos, de las enfermedades tradicionalmente consideradas “tropicales El Chinkungunya, el virus del Nilo occidental y el Zika han hecho lo propio en los últimos 16 años, según los expertos.

No hay que descartar que las lluvias y el calor estival generan el ambiente propicio para la reproducción del Aedes aegypti, el vector responsable del dengue y el zika , lo que constituye todo un problema desde el punto de vista sanitario para el país, por lo que, sería conveniente dentro del lanzamiento de la próxima temporada turística que se aproxima, las autoridades sanitarias ya deberían estar anunciando una campaña de prevención teniendo en cuenta la cantidad de turistas que ingresan a nuestro país de las más distintas regiones dado que, este mosquito nos va a seguir dando problemas durante bastante tiempo. sin olvidar que, estos turistas la mayoría argentinos , brasileños, paraguayos, peruanos, chilenos, centroamericanos y europeos provienen de lugares donde estas enfermedades ya se encuentran instaladas.

Todos los virus de la región hoy, están circulando también por Uruguay, por lo que recordando el brote de dengue que ocurrió el verano pasado, el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) debería junto a los respectivos jerarcas de las Carteras de Salud, Turismo e IM, anunciar las próximas medidas para prevenir y evitar la propagación de enfermedades, así como los consejos que se deben tener en cuenta en los hogares para evitar un posible criadero del Aedes agypti y entregar en todos los puestos fronterizos folletos explicando los riesgos que
Conlleva esta enfermedad.

Actualmente existen 3.200 especies de las cuales 200 se alimentan de sangre que transmiten enfermedades potencialmente mortales como Aedes Albopictus -o mosquito tigre asiático-, el Anopheles Gambiae y el Aedes Aegypti. Juntos causan la muerte de más de 750.000 personas al año, y su presencia en el planeta crece exponencialmente.

INFORME DE LA OMS REVELA QUE NUEVE DE CADA DIEZ PERSONAS EN EL MUNDO RESPIRAN AIRE CONTAMINADO

 

Recientemente la OMS dio a conocer el último reporte el más detallado que se ha publicado hasta el momento, acerca de la contaminación del aire en el planeta usando cifras procedentes de mediciones por satélite, modelos de transporte aéreo, y de monitores de estaciones terrestres en relación con más de 3.000 ubicaciones en 103 países, tanto rurales como urbanas.

La Dra. Flavia Bustreo subdirectora general de la OMS afirma que para que las personas estén sana, deben respirar aire limpio, desde la primera inhalación hasta la última. Sin embargo casi no hay ciudades en el planeta donde el aire no este contaminado ¡ Cual es la sorprendente
Ciudad mas contaminada de América Latina?

El 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire no alcanzan los límites fijados por la OMS y cuantifica las enfermedades y muertes derivados de
esta contaminación.

Alrededor de 3 millones de muertes cada año están relacionadas a la contaminación del aire exterior y del aire \"interior\", que incluye entre otros, los modelos ineficaces de transporte, la quema de combustible en los hogares y la quema de desechos, las centrales eléctricas y las actividades industriales. No obstante, rebaja la cifra de muertes globales por contaminación -tanto exterior como interior- y la deja en 6,5 millones, cuando en informes anteriores la situaba en 7 millones

El informe no hace un ránking de los países más contaminados ni de los que menos, se limita a decir que las regiones donde la calidad del aire es peor son las del Sudeste Asiático, el Mediterráneo oriental y el Pacifico occidental.

Asimismo, con respecto a las zonas menos contaminadas, el texto indica que tres cuartas partes de la población de los países con altos ingresos de las Américas, así como un 20 por ciento de la población que vive en naciones de ingresos medios y bajos de la misma región viven en lugares con la calidad del aire considerada correcta.

Una situación que también se da en menos del 20 por ciento de los países europeos y los países ricos del Pacífico occidental.

Los países con más muertes relacionadas con la contaminación del aire son Turkmekistán con 108 decesos por cada 100.000 habitantes; Afganistán, con 81 muertes por cada 100.000 habitantes; Egipto con 77; China con 70, el país con la sexta tasa más alta de mortalidad vinculada a la contaminación del aire, debido a que está plagado de nieblas procedente de fuentes industriales, India con 68

Casi el 90 por ciento de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, y casi dos de cada tres tienen lugar en las regiones del Asia sudoriental y del Pacifico occidental.

El 94 por ciento de las muertes se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, neuropatía obstructiva crónica y el cáncer de pulmón, dado que la contaminación del aire también aumenta el riesgo de infecciones respiratorias agudas.

En América Latina las zonas más verdes son la Patagonia y el noreste de Brasil. Un zoom en la Patagonia chilena revela sin embargo puntos rojos que son las ciudades, donde una de las fuentes de contaminación es aún la quema de leña para calentar las casas durante el invierno.

En el caso del noreste brasileño los vientos de la costa ayudan a la dispersión de partículas. Y los valles en general son mucho más problemáticos, \"porque no sale la contaminación\".
El mapa presente muestra las zonas mas afectadas por la contaminación del aire, y son aquellas pintadas en rojo mientras que las menos, o aquellas que sí cumplen con los parámetros de la OMS, están coloreadas de verde. Por lo tanto, el aire en las áreas de amarillo
y naranja también están contaminadas.

El informe explicita que \"Europa no es verde porque todavía tienen muchos coches a diesel, y eso causa mucha materia particulada\". El mapa no indica niveles de otro gran contaminante, el dióxido de nitrógeno, uno de los mayores problemas del aire en Londres. El gobierno británico dijo el año pasado que el dióxido de nitrógeno, debido fundamentalmente a los coches diesel, causa cerca de 23500 muertes prematuras al año.

Las vastas zonas rojas en el mapa en África, por ejemplo, son causadas por tempestades de arena. La arena también tiene un impacto negativo en la salud, pero no tan grave como la materia fina. \"El satélite no logra discriminar el tamaño de la materia particulada", aclaró el Dr. Dora. En el caso de América Latina, el punto rojo al sur de la Amazonia se debe a la quema de árboles. EE.UU está en verde, a diferencia de Europa, por que \"los estadounidenses han hecho un gran esfuerzo en los últimos 50 años para las limpiar las fuentes de contaminación".

EXPERTOS DE LA UNIVERSIDAD DE GANTE REVELAN QUE ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR LOS ALIMENTOS PUEDEN AUMENTAR CON EL CAMBIO CLIMATICO

 

A medida que el cambio climático se hace más evidente, crece la preocupación por la reducción del rendimiento de los cultivos y el incremento de las enfermedades transmitidas por los alimentos. Hoy conocemos un estudio que advierte sobre estas cuestiones, por parte de Expertos del Departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria de la Facultad de Bioingeniería de la Universidad de Gante (Bélgica)

A medida que aumente la temperatura del planeta y se produzcan cambios en las precipitaciones, se modificará la distribución de las plagas y los microorganismos patógenos, así como el crecimiento de moho, hongos y la producción de micotoxinas (aflatoxinas), un tipo de sustancias tóxicas generadas por distintos tipos de hongos que proliferan en los cultivos que sufren sequías persistentes, o en el caso contrario, periodos prolongados de alta humedad. Los expertos también comentan sobre los problemas con algunas especies marinas y mariscos, en este último caso a causa de la proliferación de algas que son perjudiciales.

En este sentido destaca el proyecto Veg-Trade, proyecto de investigación financiado por la UE para estudiar la relación entre cambio climático y enfermedades transmitidas por alimentos, se ha convertido en una de las principales fuentes de información en esta área. El proyecto se centra especialmente en la seguridad microbiana y en la seguridad de los residuos de pesticidas, se proyectan posibles escenarios medioambientales y cómo van a afectar al comercio de alimentos tanto a nivel europeo como mundial.

Otro riesgo es el incremento del uso de pesticidas a consecuencia de nuevas plagas que se pueden desarrollar de un modo distinto a causa de la susceptibilidad de las plantas, también hay que tener en cuenta cómo va a afectar la contaminación ambiental, tanto en el rendimiento como en la proliferación de plagas y microorganismos,

Los investigadores explican que el cambio climático podría afectar a la seguridad alimentaria a través de muchas vías, consideran que es necesario llevar a cabo más investigaciones y análisis estadísticos sobre lo que puede ocurrir en distintos escenarios climatológicos para poder obtener evidencias y prepararse para los cambios que se avecinan.
Los expertos consideran que es prioritario que las empresas y las comunidades a nivel local o nacional lleven a cabo estrategias que permitan superar estos problemas, la razón es que los
Escenarios climáticos serán diferentes en cada zona del planeta.

En este caso merece la pena recordar que la FAO explicaba que en la producción de alimentos se debe tener en cuenta el cambio climático, sin embargo, como explicábamos en este informe, las grandes compañías de alimentación toman pocas medidas contra el cambio climático, a pesar de que el problema les afectará de forma directa y por ende a las sociedades.

CELADE 2020
Mail: celade@montevideo.com.uy - Montevideo - Uruguay
Regreso al contenido | Regreso al menu principal