Mensaje de Nuestro Presidente

Han transcurrido casi tres décadas, de la fundación de nuestra Institución, cuyos comienzos en forma silenciosa, marcaron etapas importantes en términos de valores, pero sobre todo en el compromiso y perseverancia en los objetivos y metas como las de contribuir y promover a través del conocimiento, el estudio, la investigación y la participación ciudadana, los más amplios temas donde el desarrollo socioeconómico pueda compatibilizarse con la equidad, los derechos humanos, y principios éticos para el logro del crecimiento, en una visión integracionista.
El comienzo fue todo un desafío, como los tantos a los que nos enfrentamos día a día, atravesando épocas de bonanza y de crisis que se fueron alternando históricamente de manera casi cíclica. Aun así, nuestro aporte en el marco educativo y cultural en una visión consensuada, contribuyó significativamente al quehacer nacional fortaleciendo líneas en una educación integral de valores y resaltar la idea de una responsabilidad ciudadana en el camino de un desarrollo más armónico en medio de un mundo altamente competitivo.
Cuando nos pusimos a pensar en todo lo que como Institución habíamos realizado a lo largo de estos años, nos dimos cuenta de lo mucho que se pudo realizar, a veces no siempre suficiente pero, infinidad de actividades como Foros, Seminarios, conferencias con destacadas personalidades tanto de nuestro país como del exterior, talleres de formación en temas claves

como los Derechos Humanos y Paz, Igualdad de oportunidades, violencia doméstica, abuso sexual infantil, pobreza, entre otros, permitieron a la comunidad de todo el país, acercarse y tomar conocimiento de estos temas asumiendo el protagonismo en la construcción de una sociedad con mayor valor en desarrollo humano.
Por ello, creemos imprescindible rendir nuestro homenaje y agradecimiento a quienes en los primeros días iniciales, apostaron a tan loable emprendimiento, haciendo posible los objetivos trazados. Cada uno de aquellos primeros iniciadores, tenían sus propias motivaciones pero todos en esa coincidencia de que, la felicidad no es una estación de llegada, sino un modo de viajar y hacer, fueron locomotoras al encuentro de una mejor calidad de vida, dándonos su voto de confianza, conocimientos y generosidad sin límites, y aquí está implícito el reconocimiento también a nuestra Fundadora y Alma Mater Anahir Reyes. Así se trazó el camino, con compromiso, dedicación y principios en la búsqueda de soluciones, integrando nuevos programas y Simposios contribuyendo al debate permanente de las políticas Ambientales y de los Recursos Naturales en un marco Regional, siendo hoy un referente la Institución en estas temáticas que, hace prever instrumentar medidas de consideración a fin de mitigar los riesgos futuros ante el acelerado y alarmante calentamiento global y sus impactos en los seres humanos. También dentro de estas actividades mencionamos como propulsores, el Premio Nacional a la Excelencia Ciudadana, reconociendo e integrando a ciudadanos de todo el territorio nacional, por sus méritos logrados muchas veces en silencio.
Finalmente, queremos agradecer a los más de 3000 seguidores que nos acompañan año a año en cada actividad, a los Organismos nacionales e internacionales, a las Empresas que forman parte de esta historia, que con su respaldo responsable hacen posible construir el futuro de nuestra sociedad. No tenemos duda de que nuestro capital más importante sigue siendo nuestra gente y nuestro compromiso es con la Educación a partir de la afirmación de que: La democracia sigue siendo el más revolucionario de los principios y la libertad la más humana de las ideas”.


Mario Marenco Sosa Ph.D

 


CELADE 2014
Mail: celade@montevideo.com.uy - Montevideo - Uruguay